Exposición 'Cultura y religiosidad de la Lucena del Siglo de Oro'

Exposición 'Cultura y religiosidad de la Lucena del Siglo de Oro'

22 Sep 2018

El Palacio de los Condes de Santa Ana acoge la exposición ‘Cultura y religiosidad en la nueva ciudad de Lucena en el Siglo de Oro’ hasta el 30 de noviembre

Desde nuestra atalaya actual cualquier tiempo pasado se nos antoja inestable, vulnerable. Así ocurre con el siglo XVII lucentino. No fue aquella una centuria fácil para quienes poblaron esta tierra e hilvanaron el sentir colectivo de aquella ciudad que hace 400 años estrenaba el título de Ciudad concedido por el monarca Felipe III. Una sociedad a cuyo interior nos traslada la exposición "Cultura y religiosidad en la nueva ciudad de Lucena en el Siglo de Oro", inaugurada anoche en el Palacio de los Condes de Santa donde quedará expuesta hasta el 30 de noviembre.

De la mano de su comisario y cronista de la ciudad, José Luis Sánchez Arjona, esta muestra magna nos sumerge en un apasionante viaje en el tiempo y pone a nuestro alcance la llave con la que poder profundizar en el alma de aquellos lucentinos y lucentinas que en las sucesivas décadas del seiscientos no solo hicieron posible con su esfuerzo personal alcanzar ese título de Ciudad, sino que la ennoblecieron y la hicieron merecedora de ocupar un lugar destacado entre los municipios de la España de la época.

En cuatro salas del palacete, están recogidos los principales emblemas de la nueva ciudad -el título original recientemente incorporado a las fondos del Archivo Histórico Municipal, las mazas y medallones municipales de plata-, monedas de uso diario, muebles y cerámica doméstica, partidas de bautismo, el libro de uso personal de Quevedo, junto con una de las más extensas muestras artísticas religiosas del siglo XVII que se han organizado en los últimos años. Aquí se expone el grupo escultórico del Lavatorio: Jesús y San Pedro, realizado por Pedro de Mena, o la escultura de San Pedro de Alcántara, sencillamente espectacular, también surgida de las manos del maestro barroco granadino. O el viejo templete procesional de la Virgen de Araceli, de 1628, y el antiguo estandarte de su cofradía, además de una prolija serie, en pintura, de eccehomo.

En total, 66 piezas para dar vida a un viaje en el tiempo hacia un siglo que acumula, nos cuentan las crónicas, episodios dramáticos y calamidades. Y, sin embargo, fue la época en la que se erigen los grandes templos conventuales que contribuyen a modelar la trama urbana de aquella recién titulada ciudad. Fueron conventos como los de Madre de Dios, San José, Santa Ana o San Pedro Mártir, cuyas órdenes contribuyeron de una manera decisiva desde su establecimiento al engrandecimiento artístico de Lucena.

La exposición "Cultura y religiosidad en la nueva ciudad de Lucena en el Siglo de Oro" se puede visitar desde hoy sábado hasta el próximo 30 de noviembre en el horario habitual de apertura del Palacio de los Condes de Santa Ana (c/ San Pedro): mañanas de martes a domingo, de 10.30 a 14.00 horas; y tardes de martes a sábado, de 17.00 a 20.00 horas.

Categorías: 
Noticias Eventos

Atrás